Pasar al contenido principal

Mantenimiento del equipo

 

Vivir con el sistema HVAD incluye manejar el equipo que impulsa la bomba.

El controlador es un miniordenador que supervisa la bomba HVAD. Éste aporta mensajes de texto y alarmas sonoras que le ayudan a manejar el sistema. El controlador recibe energía de dos fuentes: dos pilas, o una pila y electricidad procedente de una toma de pared o de automóvil. Con un par de pilas tendrá autonomía móvil para 8-12 horas. El sistema HVAD se suministra con varias pilas, un cargador y múltiples adaptadores de corriente.

El controlador y las pilas pesan 3,5 libras (menos de 1,6 kg) en total y pueden llevarse fácilmente en diversos tipos de bolsas diseñadas para que pueda tener las manos libres.

MyLVAD